lunes, 28 de octubre de 2019

El origen celta de Halloween: La festividad de Samhain y sus leyendas.



Hoy hablaremos del origen celta de esta popular festividad, origen que se remonta a la Edad de Hierro. ¿Cómo y por qué celebraban los celtas esta fiesta? ¿Qué leyendas nos quedan sobre ella? ¿Por qué ha llegado hasta nuestros días?


La palabra Halloween deriva de All HallowsEve que significa "Víspera de Todos los Santos" es decir la fiesta cristiana en la que se conmemora a los santos y se hacen misas y se llevan flores a los familiares en los cementerios.

Como podéis imaginar esta fiesta no tiene un origen cristiano. Tal y como hizo la Iglesia en la Edad Media, la fiesta de Todos los Santos no es más que la cristianización de una fiesta pagana mucho más antigua. Cristianización realizada con la intención de incluir al pueblo, por entonces reacio a dejar sus antiguas costumbres en la nueva religión cristiana.

La fiesta pagana que se renombró como Día de Todos los Santos y que de una forma u otra hemos seguido celebrando durante más de 20 siglos no es otra que la más importante del mundo celta: la fiesta de Samhain.

La fiesta de Samhain


En la cultura celta, el año no se dividía en cuatro estaciones como hacemos ahora sino únicamente en dos mitades: la mitad de luz y la mitad de oscuridad. Samhain era la fiesta que daba comienzo a la mitad de oscuridad del año y que los celtas identificaban como el fin de un ciclo y el comienzo del siguiente pues era la época de la última cosecha y del reinicio del ciclo de la Tierra. Por ello, esta festividad se la suele identificar como el Año Nuevo Celta.

Cabe decir que no podemos identificar la fecha Samhain en un día concreto en nuestro calendario pues nosotros y los celtas utilizamos calendarios diferentes. El calendario celta estaba basado en los ciclos lunares y en los eventos solares que son los solsticios y los equinoccios. Un ejemplo de esto es que los meses comenzaban siempre cada luna nueva y tenían 28 días habiendo al final del año 13 meses.

Por eso, ya podéis imaginar que sus fiestas también se celebraban en función de los eventos solares y lunares. En concreto se dice que Samhain se celebraba, no una, sino tres noches: las tres noches de luna llena más cercanas al punto medio entre el equinoccio de otoño y el solsticio de invierno. Estas tres noches de luna llena se encontraban justo en medio del mes Samonios que significa literalmente, fin del verano.

¿Qué se celebraba en Samhain?

El fin de la época de cosecha: la mitad cálida del año terminaba, se recogían los últimos frutos del verano y se agradecía a los dioses y a la Tierra por todo lo concedido. La gente se preparaba para la llegada del frío, los días oscuros y el ciclo terminaba.

Los celtas creían que para esa noche toda la cosecha tenía que estar recogida. Si no habían terminado a tiempo, no debían tocar la parte restante pues desde ese momento pertenecía a Kailagh una anciana y fea hada que les podría dar una gran desgracia si se la afrentaba.




No hay comentarios:

Publicar un comentario