miércoles, 24 de junio de 2020

¿Qué energía fluye en tu casa?

El Yin y Yang es un símbolo que nace del taoísmo y que describe las dos fuerzas fundamentales opuestas pero complementarias a la vez y que residen en todas las cosas existentes.

Yin; representa el principio femenino, la tierra, la pasividad, la absorción y la oscuridad.

Yang; es el principio masculino, el cielo, la luz y la actividad.

Son dos fuerzas opuestas, pero no del todo ya que dentro de cada uno reside un poco del otro, es decir estas dos fuerzas no pueden existir el uno sin el otro.

Como sabemos estamos rodeados de energías que oscilan permanentemente entre los dos polos denominados Yin y Yang. Algunos de estos polos pueden estancarse y afectar de forma directa y dañina nuestra energía Qi dando paso a presentar diversos síntomas como dolencias, trabas económicas, problemas emocionales, estrés, falta de concentración…etc. 

Si prestamos atención a nuestro hogar encontraremos lugares donde nos sentimos más cómodos o relajados y otros lugares donde notamos el ambiente denso y esto se debe a que la energía está estancada o desarmonizada.

Gracias al Feng Shui podemos detectar y corregir estas situaciones de desequilibrio que tenemos dentro de nuestro hogar.

Cierra los ojos y entra en cada estancia de tu casa y si tienes la sensación de desgana, melancolía, depresión o falta de actitud es posible que esa estancia tenga un exceso de energía Yin y debas introducir energía Yang. Si en cambio las emociones que te produce esa estancia son de nerviosismo, irritabilidad, ansiedad o descontrol es posible que haya que reducir la energía Yang a dosis favorables.

Reduce las energías con los colores fríos como el gris, azul, blanco, plateado o colores pasteles ya que estos colores aportan energía Yin y dan tranquilidad, paz y armonizan la estancia.

Los colores cálidos irradian energía Yang como el rojo, el naranja, amarillo, fucsia que aportan vitalidad, acción, fuerza.

En el Feng Shui se aconseja que los objetos descoloridos, sucios o simplemente deteriorado por el tiempo deban ser desechados ya que emanan energía Yin desagradable y descontrolada.

Los dormitorios, baños, zonas de meditación o trabajo es mejor siempre que su ambientación sea de energía Yin. Por lo contrario, la cocina, el salón, los pasillos y el recibidor su tendencia debe ser de energía Yang. Balcones y jardines debes equiparlos con un 50% de Yin y Yang.

Otra de las cosas que pueden ser nocivas y excesivas entorno a nuestras energías es el volumen de mobiliario lo mejor es ni mucho ni poco y evitar los huecos oscuros ya que la energía no fluye y se estanca con facilidad. Una de las reglas más importantes del Feng Shui es que los espejos no estén enfrentados y que no haya objetos de punta ya que esto hace que la energía rebote de una forma agresiva.  

El Feng Shui nos da la posibilidad de recuperar la armonía en nuestra casa, ayudándonos aprovechar al máximo los beneficios que nos aportan las energías siempre de una forma equilibrada y sana.

 


miércoles, 17 de junio de 2020

La enseñanza de los 3 monos sabios.


Es una escultura tallada en madera por el artista y escultor japonés Hidari Jingoro en el año 1636 y podemos encontrarla en el santuario sagrado de Toshogu en la comunidad de Nikko (Tokio). Los tres monos representan un valor fundamental para la vida.

Mizaru ,Kikazaru, Iwazaru son los tres monos sabios que están representados en la escultura y cada uno de estos nombres significa “no ver, no oír, no decir” y nos enseña que;

“debemos ser cuidadosos con lo que decimos, con aquello que escuchamos y también con lo que vemos”

Mizaru, el mono que se tapa los ojos; su mayor representación filosófica y moral, es mejor cerrar los ojos ante lo que no nos sirve, lo malo.

Kikazaru, el mono que se tapa los oídos; te invita de una forma directa a tapar tus oídos ante determinados tipos de informaciones y comentarios maliciosos.

Iwazaru, el mono que se tapa la boca; su filosofía es clara y contundente esta figura representa la necesidad de no transmitir el mal.

Aunque hoy en día podemos encontrar varias interpretaciones sobre el significado exacto de cada uno de los monos, todas estas interpretaciones llegan a la misma conclusión. Los tres monos sabios nos transmiten un mensaje muy importante que durante siglos no ha mermado su valor significativo y moral.

Los historiadores ven una gran similitud entre los tres monos y los tres filtros de Sócrates, estos se basan en la lección que el sabio Sócrates quiso dar a su joven discípulo cuando este llego a su casa a contarle que alguien había estado criticándolo. Sócrates antes de que hablase su discípulo le formuló estas tres preguntas “filtros” y que antes de contestarlas debería reflexionar.

Filtro de la verdad; lo que vas a decir ¿realmente es cierto? ¿has contrastado con acierto y detenimiento la información que vas a contarme para saber que es realmente verdad?

Filtro de la bondad; ¿lo que vas a contarme ahora es bueno?

Filtro de la necesidad; ¿lo que vas a contarme es imprescindible y tan necesario para que tengas que contármelo?

Sócrates lo que viene a decirnos con los tres filtros es que debemos ser muy prudentes con lo que vemos, ser cautos con lo que oímos y exigentes con lo que decimos.

Hoy en día todos deberíamos practicar esta sabia filosofía, cuida tus palabras, tapa tus odios ante lo que no te sirve o no te ayuda y cubre tus ojos ante todo lo que te hace daño para a si solo ver la felicidad.

 


miércoles, 10 de junio de 2020

Terapia natural, las flores de Bach.




Las flores de Bach son una terapia natural y alternativa con el único propósito de remediar enfermedades y estados de animo que por alguna razón están alterados. La terapia fue creada por el medico y homeópata inglés Edward Bach en los años 1886 y 1936.

EL Dr. Bach utiliza las plantas con el fin de aliviar desequilibrios psicoemocionales y de carácter para a si influir o prevenir padecimientos físicos y psíquicos. Las flores de Bach suelen ser más demandadas para aliviar estos estados, el miedo, la impaciencia, la angustia, la incertidumbre, la ira, la confusión e incluso nuestra propia timidez…etc.
Bach creó esta colección de 38 remedios de plantas basándose en la hipótesis de que muchas de las enfermedades que padece el ser humano son la mayor parte de ellas a consecuencia de los trastornos o desequilibrios de la dimensión emocional- metal.
Esta terapia se obtiene mediante lo que se denomina tinturas madre, que se elaboran mediante flores diluidas en agua que después se diluyen en brandy para su conservación.

Las flores de Bach son 38 remedios naturales que se puede emplear solos o mezclados, que un especialista en este caso será el que prepare la combinación perfecta para cada persona y cada caso.
Los usos mas comunes de las flores de Bach, son tomar dos gotas del preparado en un vaso de agua o botella y tomarlo gradualmente durante el día hasta notar una mejoría. También podemos tomarlo directamente poniendo las gotas sobre nuestra lengua o incluso podemos diluir la composición de flores de Bach en un pulverizador y aplicarla sobre nuestra piel o pulverizar las estancias donde pasamos más tiempo.

Recuerda que es un especialista el que debe determinar el remedio que más te conviene. La terapia con flores de Bach no crea ningún tipo de hábito o adicción ya que es una terapia natural.




jueves, 4 de junio de 2020

Johfra Bosschart: maestro de la pintura esotérica y ocultista


Hoy vamos a centrarnos en la vida y obra de un gran pintor visionario del siglo XX enmarcado en la corriente del surrealismo esotérico. Su nombre es Johannes Franciscus van den Berg Gijsbertus, más conocido como Johfra Bosschart. (En realidad Johfra es un acróstico de su nombre). Fue un pintor de origen holandés que nació en Rotterdam en 1919. Sin embargo toda su obra está influida por la psicología, la religión, la astrología, la magia y el ocultismo.

Aunque quizá su nombre sea difícil de recordar, la serie de pinturas sobre los signos del zodiaco ha sido reproducida en una gran cantidad de publicaciones y revistas esotéricas y astrológicas. Sus pinturas eran adelantadas a su tiempo pues recibió muchas críticas por parte de sus coetáneos. Muchos de sus cuadros contienen imágenes muy inquietantes.

En 1941 realizó su primera exposición en La Haya y tuvo mucho éxito. Sin embargo los años de la guerra le impidieron seguir exponiendo. Para colmo hubo un bombardeo en su localidad natal y su casa fue destruida. Se perdieron, por desgracia, una gran cantidad de cuadros y pinturas de tipo esotérico y astrológico.

Después de la guerra en 1951, Johfra se unió a una sociedad ultrasecreta de rosacruces y siguió investigando las diferentes religiones y sus simbologías y espiritualidad. En esta sociedad conoció una serie de escritos de Hermes Trimegistro, uno de los grandes inspiradores del gnosticismo y el hermetismo: corrientes religiosas y esotéricas que eran perseguidas por el cristianismo.

En el Renacimiento, la Corte de los Médici en Italia se encargó de divulgar estos escritos de Hermes y cuyas ideologías han influido en el pensamiento de toda Europa y en la iconografía de Johfra en particular.

Johfra murió en 6 noviembre 1998, casi a los 79 años, en Francia. Su carrera se extendió durante sesenta años, en los cuales el artista había pintado muchas pinturas a óleo, dibujos, acuarelas y collages. Para poder entender mejor sus obras tenemos que estar inmersos en una gran cantidad de conceptos que pertenecen al gnosticismo, ocultismo y neoplatonismo.