miércoles, 2 de septiembre de 2020

La Rueda de Samsara, la representación de la filosofía budista

Imagen
Damos la bienvenida a Septiembre y con ello comienza de nuevo el curso escolar, el curso político, una nueva estación (Otoño) incluso la temporada de fútbol y otros deportes. No es casualidad que nuestra vida tenga algo de cíclico por lo que hoy hablaremos de la Rueda de la Vida o Rueda de Samsara, símbolo fundamental de la religión y filosofía budista.

Cuando alguien pregunta, ¿qué significa Samsara? La respuesta se puede abreviar a - todas las existencias que están condicionadas por: la ignorancia, el sufrimiento y el inexplicable fluir del tiempo.

A menudo pintada en las paredes exteriores de los monasterios budistas, La Rueda de la Vida puede considerarse la esencia misma de la filosofía budista, ya que ofrece información sobre algunos de sus conceptos más importantes. Representa y explica la naturaleza cíclica de la reencarnación y los diferentes aspectos de la realidad que percibimos. También muestra la importancia que nuestras acciones tienen en nuestra existencia, o lo que también llamamos Karma .

La noción de reencarnación también se encuentra en la literatura védica - "bhavachakra" en sánscrito es sinónimo de la palabra Samsara. Esto se puede dividir en - bhava - que significa origen o existencia mundana y - chakra - que significa círculo o rotación. Esta idea de una rotación o ciclo, ¡es de hecho una reencarnación! No ocupamos un lugar estable dentro del Samsara, pero dependiendo de nuestro Karma pasaremos de una existencia a otra.

Más allá del Samsara tenemos el Nirvana , el mundo que no se ve afectado por las emociones consideradas negativas, Por definición nos estamos refiriendo a la verdadera naturaleza de la felicidad y la máxima realización que todos estamos buscando. Todos somos Budas esperando ser iluminados.

Imagen

El centro de la rueda está envenenado

Los tres venenos o los tres sufrimientos fundamentales (representan las tres cosas que sufrimos cada hora de cada día hasta llegar al nirvana) ocupan el centro de la Rueda de la Vida, ya que actúan como “combustible” dando impulso a la "rueda".

3 VENENOS DE SAMSARA
  1. Deseo: representado por un gallo.
  2. Odio / Celos: representado por la serpiente.
  3. Ignorancia: Representada por un jabalí.
El uso de animales como imágenes aquí es importante, podemos ver que cada animal se agarra a la cola del animal que tiene enfrente. Lo que simboliza el hecho de que estas emociones negativas se conducen entre sí en un bucle sin fin. Es solo mediante nuestro esfuerzo y progreso espiritual como podemos ganar control gradualmente y finalmente destruir estas emociones para frenar la rueda y alcanzar el nirvana.


Los 6 mundos del Samsara

Existen 6 mundos : dioses, titanes, humanos, animales, espíritus hambrientos e infierno. Nosotros, como humanos, solo podemos percibir dos: el mundo humano (el nuestro) y el mundo animal. Desde una perspectiva budista, el hecho de que no podamos percibir los otros mundos no condena su existencia, pero demuestra además que estamos cegados por lo que podemos ver, tocar, saborear, oír y oler. La existencia de los 6 mundos está demostrada por los numerosos seres iluminados que poseen facultades muy superiores a las nuestras.

Los 6 mundos de la Rueda de la Vida también se pueden dividir en 2 grupos:

  1. Tres Mundos Superiores: Dioses, Titanes y Humanos, en los que la felicidad es mayor que el sufrimiento.
  2. Tres mundos inferiores: los animales, los espíritus hambrientos y el infierno, en los que el sufrimiento es mayor que la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario